sábado, 24 de marzo de 2018

MONA DE PASCUA DE NATA Y CHOCOLATE





Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 60 g. de harina de trigo integral.
  • 50 g. de harina de centeno integral.
  • 50 g. de harina de maíz fina.
  • 6 huevos. 
  • 80 g. de fructosa.
  • 30 g. de margarina light.
  • 1 C.P. de aroma de vainilla líquida.

Para el relleno y cobertura.

  • 125 g. de chocolate negro desgrasado.
  • 1 C.S. de margarina light.
  • Fideos de chocolate.
  • 200 g. de nata para montar light.
  • 1 o 2 C.S. de fructosa.
  • 1 conejito de chocolate y 1 huevo.




Elaboración:

En primer lugar fundiremos la margarina en un cazo y la reservaremos para luego.
En un cuenco pondremos los huevos con la fructosa y los batiremos hasta que la mezcla sea suave y espumosa.




Seguidamente incorporaremos la margarina fundida poco a poco, moviéndolo con cuidado con una varilla manual. A continuación pondremos la vainilla líquida.



Mezclaremos las harinas junto con la levadura. Luego las incorporaremos a la mezcla de huevo removiendo con la varilla manual. Una vez listo el preparado, lo pondremos en un molde previamente engrasado de margarina y harina.




Lo meteremos  en el horno, precalentado a 190 grados durante 30 o 40 minutos aproximadamente, hasta que la superficie se haya dorado. Desmoldaremos la base sobre una rejilla y la dejaremos enfriar completamente.



Mientras dejamos que se enfríe montaremos la nata con la fructosa. Como hemos hecho en otras ocasiones, con el cuenco y la nata bien fríos.



En una taza pondremos el chocolate con la margarina y la meteremos en el microondas para que se funda.



Después con un cuchillo grande de sierra, cortaremos el bizcocho por la mitad, lo rellenaremos con la nata montada y le pondremos la otra mitad encima. Luego verteremos el chocolate deshecho por encima y con ayuda de una espátula lo esparciremos hasta cubrirlo.



Por último le pondremos las figuritas de chocolate, los fideos, las plumas y un poco de nata por alrededor del pastel. También espolvorearemos fideos de colores.



Una vez lista, la meteremos en el frigorífico durante una hora.



Sugerencias:

La nata de alrededor del pastel, la podéis poner con una manga pastelera. 
Si lo preferís en vez de ponerla alrededor, la podéis poner por encima. Como más os guste.

Os aconsejo que la margarina fundida la pongáis poco a poco, para que no se corte.

Esta mona de pascua es para mi hija, cada año me pide que le haga una. Le he puesto un conejo de chocolate con leche para variar, pero es mucho más sano si se lo ponéis de chocolate negro.

Otro consejo que os doy, es que la nata y el cuenco, hay que meterlos en el congelador un cuarto de hora antes de montar la nata. De este modo se montará mejor.

Recordar como en otras ocasiones os he comentado, que la nata light es aquella que tiene un tanto %  de materia grasa. Yo para esta receta he utilizado una nata con un 33%.

El chocolate que siempre sea a partir de un 70% cacao, que es lo que sería desgrasado.



Pero qué rica esta ummmmm!!!!!!

Gracias por la visita.

martes, 20 de marzo de 2018

MAGDALENAS DOBLE CHOCOLATE (SIN GLUTEN Y SIN LACTOSA)




Ingredientes:

  • 200 g. harina de trigo sarraceno.
  • ½ sobre de levadura. (7 o 8 g.)
  • 3 huevos grandes.
  • 150 g. azúcar de coco.
  • 150 ml. de aceite de girasol.
  • 100 ml. de bebida de arroz.
  • Ralladura de limón.
  • 1 C.C. de esencia de vainilla.
  • 100 g. de pepitas de chocolate.
  • 15 g. de cacao desgrasado.
  • Una pizca de sal.

Receta apta para celíacos alérgicos la lactosa.



Elaboración:

Batiremos los huevos hasta que se hinchen, luego le añadiremos el azúcar de coco y batiremos hasta obtener una textura cremosa. 




Pondremos el aceite, mientras batimos iremos agregando el cacao, la bebida de arroz, la sal. Seguimos batiendo y vertemos la ralladura de limón y la esencia de vainilla.



Posteriormente pondremos la levadura con la harina, con un colador la tamizaremos  y seguiremos batiendo, añadiéndola poco a poco hasta integrarla bien. Por último las pepitas de chocolate. Reservaremos unas cuantas para decorar al final.



Luego dejaremos reposar el preparado unos 15 min. aproximadamente y prepararemos los moldes de papel.



Trascurrido el tiempo colocaremos el preparado en los moldes, le añadiremos más pepitas de chocolate por encima, y al horno. Precalentado a tope, sólo encendido por debajo. Una vez dentro lo bajaremos a 190ºC. Tardarán unos 15 o 20 minutos.



Cuando las saquemos del horno las dejaremos enfriar.



¡Y listas!



Sugerencias:

Veréis que el preparado para las magdalenas queda muy cremoso. ¡Os van a quedar unas estupendas magdalenas caseras sin gluten!

La harina de trigo sarraceno es muy saludable ya que nos aporta mucho magnesio y fibra, también contiene proteínas, potasio y fósforo. Y es antioxidante.

El hecho de dejar reposar el preparado, es para que la levadura haga su efecto óptimo. Veréis que a la mezcla le salen unos surcos burbujeantes, eso significa que está funcionando bien.

Lo de poner el horno a tope y luego bajarlo 190ºC, es para que nos salgan esas copas estupendas típicas de las magdalenas. Aunque con las harinas sin gluten es bastante difícil que os salgan, pero al menos evitaremos que se hundan en la miseria.
Importante también el encender el horno sólo por la parte de abajo y de no abrirlo hasta que transcurra el tiempo de horneado.

Otro pequeño detalle es que no llenéis los moldes de papel de magdalenas demasiado. Hasta la mitad o un poco más estará bien.

Si además de utilizar moldes de papel, utilizáis moldes metálicos, Cuando los hayáis sacado del horno, retirar el molde metálico enseguida, porque si no se seguirán cociendo de más.

Tenéis que probarlas, porque estas magdalenas integrales con chocolate son deliciosas! 


Mäljtid

viernes, 12 de enero de 2018

MERMELADA DE FRESAS BELÉN (SIN AZÚCAR)





Ingredientes:

  • 225 g. de fresas.
  • 1 manzana.
  • Limón.
  • 1 C.C de agar agar en polvo.
  • 2 C.S de stevia o 5 gotas de stevia liquida.
  • 80 ml de agua.

Receta vegana, apta para diabéticos, para personas que padecen síndrome metabólicocelíacos, alérgicos al huevo y la lactosa.



Elaboración:

Empezaremos lavando la fruta, la pelaremos y  cortaremos en trozos pequeños.



Pondremos en un cazo las fresas y la manzana troceadas, un poquito de jugo de limón, la stevia y el agua. Dejándolo hervir una media hora aproximadamente.




Una vez pasado el tiempo, lo trituraremos con la batidora y le añadiremos el agar agar, dejándolo 5 minutos más.




A continuación agregaremos la mermelada en un bote de vidrio, dejaremos que se enfríe y una vez frío le pondremos la tapa. Luego lo pondremos boca abajo para que quede hermético.



Sugerencias:

Como siempre os digo, recordar los diabéticos y personas que padecéis síndrome metabólico que siempre os aconsejamos consultarlo con vuestro médico.

Si se desea más dulce, se le puede agregar a la mermelada en el momento de la cocción fruta seca.

Para su mejor conservación, es aconsejable hervir el bote donde se vaya a poner la mermelada. Y es mejor no reutilizar muchas veces el mismo bote.



A la rica mermelada mmmm!!!!

Gracias por la visita.



miércoles, 22 de noviembre de 2017

PASTEL DE REMOLACHA CON CREMA CHANTILLY




Ingredientes:

Para la base
  • 150 g. de harina integral.
  • 1 vaso de aceite de coco.
  • 100 g. de puré manzana.
  • 100 g. de azúcar de coco.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 sobre de levadura.
  • 200 g. de remolacha fresca.

Para el relleno y decoración
  • 300 ml nata líquida. (33% M.G)
  • 1,5 C.S de fructosa.
  • 1 C.C. de esencia de vainilla.
  • Cerezas.





Elaboración:

Pelamos y troceamos la remolacha. Luego la trituramos hasta que quede bien fina, o si lo preferís la podéis rayar a mano. Haremos lo mismo con la manzana, triturándola hasta hacer un puré. Y reservamos.



En primer lugar batiremos los huevos durante unos minutos hasta que queden bien hinchados de aire. Después agregaremos el azúcar de coco, lo removeremos, el aceite de coco,  removeremos. Luego el puré de manzana y la remolacha, removiéndolos hasta integrarlos bien.



En segundo lugar mezclaremos la harina integral con la levadura, y con ayuda de un colador la iremos tamizando en el bol del preparado, agregándola poco a poco hasta integrarla.

Mientras dejamos reposar el preparado unos minutos, cogeremos una bandeja que el fondo sea plano, la pintaremos con margarina vegetal, colocaremos papel de horno y volveremos a esparcir más margarina vegetal.
En tercer lugar agregamos el preparado en la bandeja y con una lengüeta o espátula lo repartimos.

Lo meteremos en el horno precalentado a 150ºC unos 15 min.


Una vez horneada la base, la retiraremos del horno y la dejaremos enfriar, antes de desmoldarla. Luego con un molde cortaremos los círculos.


Ya sólo nos queda elaborar la crema chantilly. Con la nata y los utensilios bien fríos, le añadiremos la fructosa y la esencia de vainilla y la batiremos hasta montarla.


Posteriormente con una manga pastelera iremos rellenando cada piso del pastel con la crema chantilly. Base, relleno, base, relleno hasta llegar al final en el que también le pondremos la crema. Por último colocaremos por encima la fruta que más nos guste a modo de decoración.



Y listo!



Sugerencias:

Personalmente si tengo tiempo, prefiero rayar la remolacha a mano, es resultado final es mucho mejor.

Un pequeño truco para que el papel de horno salga fácilmente es colocando el trozo mayor de manera trasversal, dejando un trozo a cada lado para que me sea más fácil de retirar la base de bizcocho y un trozo de papel de horno en el medio dejando un par de centímetros de tirador, para facilitar la labor todavía más. De este modo la base sale completa de la bandeja.

Cuando tamicéis la harina, veréis que al ser integral os queda el salvado en el colado. Agregarlo también si queréis al preparado, pues ahí residen gran parte de los minerales, vitaminas y nutrientes que contiene la harina integral.

Los bordes de bizcocho que os sobra al cortar los círculos los podéis aprovechar para hacer pudin, cakepops o simplemente para desayunar o merendar con leche vegetal. Todo es aprovechable si se quiere.

He utilizado cuatro bases de bizcocho redondas, si lo preferís podéis hacer dos pasteles de tres pisos. También podéis recortar las bases cuadradas y aprovechar  todavía más el bizcocho. A mí parecer me resulta  mucho más bonito para presentar de este modo.

La decoración es a vuestra elección, cuando hice el pastel era temporada de cerezas, pero lo podéis decorar con la fruta que más os guste, agregarle unas virutas de chocolate o dejarlo tal cual. 

Sobre el aceite de coco que he utilizado, es el habitual que suelen vender de primera prensada ecológico, pero este deja un gran aroma y sabor a coco. Ahora venden uno en el mercado que es desodorizado, os lo aconsejo para esta receta, sobre todo si no os gusta el sabor a coco.



Lekker eet!

viernes, 20 de octubre de 2017

MEL CAKES




Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 3 huevos.
  • 2 C.S. de levadura en polvo sin gluten.
  • 2 C.S. de harina de maíz.
  • 2 cucharadas y media de fructosa.
  • 1 C.C. de vainillina.

Para el relleno y cobertura 

  • Mermelada de frutos del bosque. (Casera) 
  • 100 g. chocolate negro desgrasado sin gluten.
  • Fideos de chocolate sin gluten.

Receta apta para celíacos y alérgicos a la lactosa.



Elaboración:

Separaremos las yemas de las claras. Y montaremos las claras a punto de nieve.





Mezclaremos las tres yemas con la vainillina, la fructosa, la levadura y la harina de maíz, hasta conseguir una mezcla cremosa.





Incorporaremos a la mezcla las claras a punto de nieve, poco a poco, hasta obtener una mezcla blanquecina y cremosa.




Pondremos papel vegetal sobre una bandeja de horno y la engrasaremos para que el bizcocho no se pegue. Y verteremos la mezcla esparciéndola con una espátula. Luego la pondremos en el horno a 170 grados durante 8 minutos.

Una vez se halla enfriado el bizcocho, lo despegaremos del papel vegetal con ayuda de una espátula, con mucho cuidado de que no se rompa. Cortaremos el bizcocho en cuadraditos y a cada cuadradito le pondremos la mermelada, esparciéndola por todo el bizcocho, después juntaremos uno con otro, haciendo un pastelito.



A continuación fundiremos el chocolate en el microondas y con ayuda de una espátula, bañaremos los pastelitos con el chocolate desecho, pondremos los fideos de chocolate por encima. Luego meteremos los pastelitos en el frigorífico para que se endurezca el chocolate.




Y listos para servir!



Sugerencias:

Los celíacos aseguraos siempre cuando compréis los ingredientes de que no contengan gluten.

Es aconsejable poner margarina y harina en el papel vegetal. La razón es  porque si no se pegaría el bizcocho, ya que es muy blandito.

Cuando añadáis las claras a punto de nieve al preparado, hacerlo poco a poco para que así obtengáis una mezcla blanquecina y cremosa, de este modo en el momento de hornearlo nos quedará un bizcocho esponjoso.

Cuando cortéis el bizcocho es aconsejable que queden los cuadraditos más o menos iguales, porque si no, a la hora de unirlos no encajarían unos con otros.

La mermelada es casera y está elaborada con fructosa. En los ingredientes no he puesto la cantidad de mermelada que se le pone, porque considero que va a gusto personal.

La base de bizcocho que he elegido para esta receta, es la del brazo de gitano que hice hace tiempo, la podéis ver clicando en Brazo de gitano con nata (sin gluten).

Cuando vertáis el chocolate, aseguraos de cubrir cada cuadradito totalmente, hasta por los laterales. Así quedarán más bonitos y de paso servirá para que no se salga el relleno de mermelada por los bordes.



Que contentas se pusieron mi hija y su amiga con estos pastelitos mmmmm!!!!!

Gracias por la visita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...